viernes, 23 de enero de 2015

Reseña BITTERSWEET "Extranjeros" por nuestro Dani





BITTERSWEET - EXTRANJEROS

 Qué bonito es cuando un grupo emergente visita tu ciudad, y la sala en la que toca se llena hasta la bandera para verles. Con el escenario de la Costello aun sin músicos, yo no podía evitar pensar en qué es lo que tiene que hacer una banda para atraer a tal multitud cuando uno está acostumbrado a ver grandes conciertos de emergentes con muy poca gente a su alrededor. La respuesta está en un EP especialmente cuidado, titulado “Extranjeros”, y en un enorme directo en el que Fran y Alex, el dúo de Bittersweet, cuentan con otros tres músicos para cubrir batería, guitarra de apoyo y un bajo especialmente enérgico. En aquella ocasión pudimos verles defender nuevos temas, versionar con elegancia temazos de bandas con recorrido como The New Raemon, y dejar en un pedestal un EP de cinco canciones que en directo suenan brutales. 

Hablando de este trabajo, lleno de estribillos pegadizos, de coros y melodías sencillas, “Despejando la senda” es el título de la primera pista, llena de versos nostálgicos, de esos que uno escribe tras una guerra que no sabe si ha ganado, con la intención de espantar todo lo malo que lleva dentro. Con versos como “vámonos haciendo la idea de que llegará septiembre”, se nos hacen tan amenos estos minutos que sin darnos cuenta se nos echa encima la voz de Alex en “Luz”, un tema elegante que te engancha desde los primeros segundos, y del que es imposible no tararear el estribillo desde la primera escucha. ¡Sin duda, si te gustan las canciones tranquilas y/o en acústico, esta tiene que estar en tu top!

Van a pisarte” es uno de los cortes de este EP más complejos musicalmente, con una serie de transiciones y de cambios de ritmo sobresalientes, ideales para unos minutos dignos de correr por encima de las brasas como si no hubiera mañana. Gamberra y caliente, contrasta con “Enredados”, tema suave en el que manda la voz de Fran y que por momentos nos recuerda a bandas como Stereotipos o Pasajero, destacando su imponente estribillo y unos versos que hablan de ese amor loco e intenso que todo lo puede y todo lo abarca.

Precisamente es “intensidad” la palabra perfecta para definir al tema que cierra este disco, “Tus garras”. En él la banda logra sumergimos en una espiral de oscuridad y tormentos pasados gracias a esta especie de paranoia musical que pone el broche a un trabajo que está dando que hablar en medio país. ¡Deseamos que 2015 sea el año del despegue de Bittersweet y que muchas salas de la península puedan disfrutar de ellos, que ya toca!

#siempreunbitterabrazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada