martes, 20 de enero de 2015

Reseña: Eladio y Los Seres Queridos - Orden Invisible por nuestro Dani



ELADIO Y LOS SERES QUERIDOS 

ORDEN INVISIBLE

 Es muy difícil para nosotros ser objetivos a la hora de hablar de una de las bandas gallegas que más nos ha enganchado en estos últimos años, pero qué fácil nos lo ha puesto el bueno de Eladio y compañía con este último trabajo, “Orden invisible”, en el cual la elegancia más personal y la calidad musical se reparten a partes iguales entre doce temas tan trabajados como deseábamos. Tuvimos la suerte de verles defender este disco en la Sala El Sol con un directazo que recordaremos durante mucho tiempo, y hoy queremos hablar de las sensaciones que nos ha generado.

El CD echa a andar con “Seremos Santos Inocentes”. Su pegadiza melodía de inicio, y unos profundos primeros versos crean el coctel perfecto para introducirnos en esa orden invisible de círculos, de raíces fundidas, de corrientes, con citas como “ni te perdonas ni te arrepientes, se queda el alma entre los dientes”. Muchos instrumentos, muchos sonidos, y una armonía brutal que se extiende a “Niño Salvaje”, un tema que da protagonismo a una guitarra más rebelde y especialmente al bajo de Uka, que pone la alfombra roja a los versos más subversivos del disco.


Eternamente” genera en nuestras cabezas la imagen de una vampírica puesta de sol llena de mordiscos y aderezada con un banjo digno para la ocasión, justo antes de uno de los cortes más animados de este trabajo, “Los Dinosaurios”, una oda a las desapariciones, probables o no, intensa como la que más, y que contrasta con una suave y melódica “Bella durmiente”. Digna para el mejor de los acústicos, Eladio nos relata una historia nostálgica con refinados coros a juego, en el que es el primer single de este trabajo, antes de que el sol vuelva a salir con “La Misa”,  un corte más social animado por otra melodía pegadiza y que nos recuerda que la historia siempre se repite, especialmente cuando la olvidamos.

Uno de los temas clave del disco es “Highway to heaven”, y esta es una sensación que nos invade desde los primeros segundos, con una dulce introducción que consigue que prestemos todavía más atención a lo que viene a continuación. Eladio hablaba del estribillo de “Walking up the kings highway” (Joseph Niles) como el punto de partida para crear este tema, que resume la impaciencia humana por vivir más allá del hoy y el ahora, en versos como “¿Quién nos espera al final con los brazos abiertos?”. No nos bajamos de la nube porque aún nos queda por escuchar la cañera y oscura “Dispositivo Celestial”, dentro de una lucha contra sí mismo cuyo fin enlazará con “El hundimiento”, un tema que trata de un modo fresco y positivo el volver a empezar sin contar con esa soledad que viene y va a su antojo.

Se nos pasan volando estos minutos, justo cuando alcanzamos “El silencio”, un temazo a modo de balada que dejó con la boca abierta (y en un silencio abrumador, cómo no) a una entregadísima Sala el Sol, y en el que los vigueses nos cuentan del modo más preciosista posible el significado de eso que a veces es nada, y que por ende lo es todo. Es sin duda el mejor homenaje a esa cosa muda con afán persecutorio que no vemos y que nos invade cuando quiere, para bien o para mal. Ese punto acústico que tanto nos gusta se llena de instrumentos que, de puntillas, nos presentan “Te espero aquí”, una pista alegre en la que volvemos a tararear coros con una sonrisa de oreja a oreja. No puede haber mejor banda sonora para ese ser que viaja con el objetivo de nacer para ti y para sí.

Es esta felicidad la que se termina concentrando en el corte que cierra este “Orden Invisible”, y es que “Junto a los Seres Queridos”, que además es uno de los primeros temas compuestos por la banda en sus inicios, supone los minutos más rockeros del disco, y cierra el círculo de un trabajo sobresaliente de principio a fin.

Deseamos desde Mi Rollo que toda esa gente que haya descubierto a Eladio y los Seres Queridos gracias a este trabajo no pierda la ocasión de escuchar (¡y de comprar!) los dos anteriores discos de la banda para ser conscientes de lo bien que se puede evolucionar cuando las cosas se hacen con mucho trabajo y dedicación. ¡Desde el punto de vista de un servidor casi-vigués, nos vemos brindando en La Casa de Arriba!


#siempreunabrazoquerido

@danipach84

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada